Gerard Pikó

KEVIN ROLDÁN, CONTIGO UMPEZÓ TODO

Kevin Roldán, ¡contigo umpezó todo!
Cuando escuché tu son, mi corazón
se rebeló latiendo con pasión,
y aunque quise acallarlo, ¡no hubo modo!

Obedecerle es cosa de beodo,
pues sólo me doblego a mi razón,
pero decido, al ver mi situación,
que trabajen los dos codo con codo.

El asunto lo vi bastante feo,
mas yo quise luchar por mi trofeo,
que aunque joda con él, ¡sin él me jodo!

Y una vez que me vi con mi Victoria,
¡volé desde el infierno hasta la gloria!...
¡Kevin Roldán, contigo umpezó todo!

Gerard Pikó

Teo Vergas

EL POEMA DEL ALCALDE

Se dice que empezó cuando la Michi
le pidió a la alcaldesa una interviú,
con la fuerza del mismo Belcebú
y con la chulería de un tal Pichi.

Así me dijo un viejo amigo, el Richi,
que yo de la cuestión no sé ni mu;
sólo sé que el alcalde ahora es el Kichi
que a la Teo le dijo ¡tururú!

Aquí se acaba el robo y el desfalco,
y al que siga robando le respondo
que le dejo tranquilo allí en su palco,

que yo estoy con los míos en el fondo,
que son mi gente buena, son mi calco,
¡y allí no habrá ningún mafioso orondo!

Teo Vergas

Juan Marrón Insano

REBELIÓN ORWELIANA

¡Devuélveme mi voto, Ciudadano!,
¡y no te limpies más con él el ano!
Te voté pa acabar con esa casta,
y ahora en cambio te vendes por la pasta.
Viendo qué sucedió, me desanimo,
¡que el Rivera eres tú pero yo el primo!
¡Porque tú ni eres cambio ni recambio,
sino un vulgar burdel con su intercambio!
¡Devuélveme mi voto, Naranjito,
y déjate ya de cachondeíto!
Te voté con la fe del que construye,
¡mas hoy lo que voté se prostituye!
Sabrosa te creí, cual la naranja,
¡y sólo eres el cerdo de la granja!

Juan Marrón Insano

Onánimo Guarromán

¡HARTO DE PONERLE EL RABITO!

Cansado estoy (¡cansada, con rabito!)
de cargar con el rabo a todos lados,
y aunque casi me acerca al infinito
arrastrando sus púlpitos sagrados,

me han dejado tan simple y tan flaquito
que no están más que yo los más turbados,
y juro por la gloria de Hirohito
que los tengo que ver resucitados.

Pero no busco acompañantes nuevos,
porque yo me alimento de mis huevos
con papas y un enorme salchichón.

Que, aunque debido a su abandono pene,
aún conserva su fuerza, porque tiene
todo el polvo en su fértil erección.

Onánimo Guarromán

Odisea e Iliada (resumen)

HOMERO (¡QUE ENTRE LO HUENO!)

Anoche le dije a Homero:
¡No veas la que hay Iliada,
que han quemado Troya entero
con un caballo embustero
y es una barrabasada!

Y Homero me dijo: ¡ea,
no me seas tonto polla,
que la cosa está más fea
en todo lo que no es Troya!,
¡que es la vida una Odisea!

Jesús María Bustelo Acevedo

Mario Victi

EL VICTI MARIO

Soy una pobre vístima,
nadie me tiene lástima,
y de forma humorística
me acosan con su plática.

Me dicen que soy cínico,
y yo no soy ni cuátrico,
pues sólo soy un único,
solito y matemático.

Y soy mestizo herético,
y soy errante místico,
¡que yo no soy patético,
y menos sevillístico!

Mario Victi

Amigos del Klínex

ALGO SE MUERE EN EL KARMA

Algo se muere en el karma
cuando al Nirvana te vas;
cuando al Nirvana te vas
algo se muere en el karma,
cuando al Nirvana te vas,
porque cuando te iluminas
no te vuelve a reencarná...
¡No te vayas todavía,
no te vaya a iluminá,
no te vayas todavía,
que si te ilumina ahora
te va a perdé el Carnavá!

Amigos del Klínex

Kevin Stoy

LA FIESTA QUE TE MOLESTA (POR CIERTO, ¡CÓMETE ESTA!)

Don Ronaldo y Don Roldán
se montaron una fiesta
y en el clan la fiesta esta
celebrándola aún están.
Al señor del mostagán
(del que por la tele supe
que detrás siempre te escupe
pues de frente nunca ataca)
yo le brindo mi petaca
pa que entera me la chupe.

Kevin Stoy

Vicente el Concupiscente

LUJURIA, PATRIA QUERIDA

¡Lujuria, patria querida!,
¡lujuria y copulaciones!,
¡quién estuviera en lujuria
con talentos y con dones!

No me subas más al árbol,
no me arranques ya más flores
y déjamelas a salvo...
¡Ráncate tú los... cordones!

¡Quien estuviera en lujuria!,
¡quién fuera parte del gremio
de los que reparten premios
despreciando tus penurias!

Vicente el Concupiscente

Deborah lo Verdi

¡VERDI QUE TE QUIERO VERDI!

¡Ole que viva Las Vegas!,
la gran tierra americana,
y lo que de allí nos llega:
¡esa gran dieta vegana!

¡Que le eche lo que le eche,
nunca tiene mala leche!

¡Y ole que viva Vejer!,
ese emporio gaditano,
¡que el que allí vino a nacer
es que es un vegetariano!

Y al que le guste el maltrato,
¡pues que se fustigue un rato!

Debora lo Verdi