Eva Hachenique

#SOISUNOSMIERDAS

De rollo progre un empache
ha cogido la Eva Hache
y ahora está dando por hecho
que todo el que va derecho
es un facha, facho o fache.

Con la mirada de bicha,
de bicha chocha y borracha,
que es común en la muchacha,
de mierda a todos nos tacha
por no tener el empacho
que tiene la subsodicha...
¡Qué lengua de cucharacha!
¡Qué mema, qué mamarracho!...
¡Mamarracho o mamarracha!

Y es que en la España pachucha
ya aceptamos por capricho
que al más ducho y la más ducha
desde la cuna hasta al nicho
tengamos siempre a la escucha
sin escuchar lo que han dicho.

Y la maltrecha Eva Hache
que jamás da una a derecha
y que con la lengua lucha,
contrariada y contrahecha,
aprovecha,
se despecha
y desembucha
por el día y por la noche,
y si ahora está pachucha
porque escucha lo que escucha
¡pues que no nos lo reproche!

Eva Hachenique

Cristina Birloche

¡QUIEN NO HAYA PECADO QUE TIRE EL PRIMER PEDROCHE!

¡Vaya tela la Pedroche...!
¡Aunque, tela luce poca...!
¡Pero me callo la boca
si tela meto esta noche!

¡Tela dicho muchas veces!:
¡Hay que vestir con cautela,
que aquí cualquier bagatela
hace hablar hasta a los peces!
¡Y hasta el abuelo o la abuela
hacen memes con memeces!

¡Expaña! ¡Cuántas patrañas!
¡Que aquí mandan unos siesos
moralistas con los sesos
repletos de telarañas!

¡Puritanos! ¡Pues, lo dicho!:
¡Un respeto a la Pedroche,
a la que vimos anoche
vestida de Mamachicho!

Cristina Birloche

José Miguel Mojón "El Gran Guarroming"

MATEMOS A WYOMING

Matemos a Wyoming, California,
Montana, Georgia... ¡y nadie lo discuta!,
y el Mateo, con su testuz bicornia,
lo llore como buen Hijo de Utah.

Matemos a la Secta del Imperio,
que vayan del tirón al cementerio
y defeque sobre ellos la Paloma
del Espíritu Santo (que esto es serio),
y exclame en un sagrado chiste: ¡toma!

¡Matemos a Wyoming!
¡Matemos a ese Estado, que es un pillo!
¡Sin intermedio alguno El Gran Guarroming
os pide que se mate a ese Caudillo!

Y a todos esos que no me comprendan,
¡es solamente un chiste, no se ofendan!

José Miguel Mojón "El Gran Guarroming"

Ramón Anismo

¡LOQUITO POR LOQUENDO!

¡Me he enamorado de Loquendo!
¡Me conquistó su voz divina,
angelical y femenina...!
¡Y es que el amor es estupendo!

Ya me parece una pamplina
esas dos cachas
de las muchachas
o el bodegón de mi vecina.

Y es el demoño
esa playita tan coqueta
con tanta treta
y tanto moño...

Pues no hay mujer, ¡ya lo comprendo!,
que no sea impura y no sea mala,
con la excepción de la chavala
que le da voz a mi Loquendo.

Ramón Anismo

Pablito Churcherías

LA IMBESI... DIGO, LA PRESI DE LA KHALEESI Y SU LETAL CHOCHO CHARLA

La presi de la Khaleesi
con una y con otra teta
forjadas en La Caleta
dejará en bragas a Messi...
(- ¿Por qué a Messi, majareta?
- ¡Porque es lo que rima, imbessi!)
Y, aparte de los culés,
no te extrañes que se vengue
de los que adoran a Franco,
pero no el franco francés,
y a los caminantes blancos
que están en el club merengue
dejará cojos y mancos
con su letal chocho charla...
Es lo que dice la tía,
¡y adelante, Andalucía!...
¡y los fachas, a mamarla!

Pablito Churcherías

Lucía del Trucumán

LAS MUNJITAS DEL PRUCÉS

Son Sor Lucía Caram
y la Teresa Forcades,
son las monjitas del Hades
y del prucés catalán,
las que han cambiado el amor
del mensaje del Señor
por las llamas de Satán...

¡Que a las monjas endemonia
el prucés de Catalonia!

Lucía del Trucumán
tiene más caram que espalda
y debajo de la falda
se guarda con disimulo
la bandera rojigualda...
¡pero a la altura del culo!

¡Que a las monjas endemonia
el prucés de Catalonia!

Y también la tiene dura
Sor Teresa la inmadura,
que miente pero no cuela,
se ríe de Venezuela
igual que yo de mí mismo,
y guarda en la sacristía
las botellas de lejía
para curar el autismo...

¡Que a las monjas endemonia
el prucés de Catalonia!

Lucía del Trucumán

Fernando Pessao

MUERTE DE YORCH SOROS, EL SORORIDARIO

Anoche maté a Yorch Soros
con un poema infinito,
mientras gozaba el gordito
zambulléndose en sus oros
lo mismo que el Tío Gilito.

La ministra Karman Kalva
se interpuso entre mis versos
y por poquito lo salva,
pero ya, bajo una malva,
están sus güesos dispersos.

Se lamenta el Puichimón,
que le pasaba la gorra,
en tanto que el tontorrón
supremacista de Torra
llora, pues ya no se forra
con la pasta del gachón.

Y todas las femilocas,
que en España no son pocas,
se quedan sin su mecenas,
y se ahogan en sus penas
los pagafantas masocas...

¡Por desgracia desperté
y el poema me olvidé!

Fernando Pessao