Ramón Anismo

¡NO SEAS PANOLI, MARI LOLI!

Escucha, Mari Loli,
déjate ya de pelis
y de virgo fidelis
y agárrame ya el boli,
que jarto estoy de soli-
to y con más turbación
buscar consolación
a aquello que me apene
en tanto no te llene
con mi penetración.

Ramón Anismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario